Calendario Cultura Grado

miércoles, 20 de julio de 2016

Artistas de todo el mundo siguen retratando a Julia Galán

Exposición: Julia Galán vista por artistas del mundo
Sala de exposiciones de la Casa de Cultura de Grado/Grau

22 de julio al 31 de agosto
Lunes a viernes de 9 a 14:30 h.
Inauguración: viernes 22 a las 20:30 h.

Un homenaje artístico a la figura de la madre anciana que es único en el mundo

El proyecto Julia Galán vista por artistas del mundo sigue creciendo e involucrando a artistas de la escena internacional que se sienten fascinados por él, considerado, por extensión, un homenaje a la figura de la madre y a la ancianidad. Este verano se inaugura su cuarta edición en la Casa de la Cultura de Grado (de donde es la protagonista) con las 40 obras de artistas de ocho países hechas desde el verano pasado. La exposición se puede visitar desde el 22 de julio hasta principios de septiembre.

Considerada única en su género en el mundo, esta colección de retratos e "interpretaciones" de Julia Galán, de 91 años, consta ya de 118 obras hechas por artistas de 25 países. Por increíble que parezca, siendo la figura de la madre lo más primario y común a todos los seres humanos, no se conoce una iniciativa semejante en todo el mundo, según van ratificando los artistas que participan en ella, así como críticos e historiadores del arte y directores de museos que se interesan en su trascendente significado y en el prestigio mundial de muchos de dichos artistas.  

Hace cuatro años, el hijo de la protagonista, Fernando Martín Galán, editor de la revista internacional de arte art.es, inició este proyecto: "Me resulta muy fácil ´captar´ a semejantes artistas de todo el mundo, conozco muchísimos por mi profesión y, cuando se lo propongo, los que la conocen personalmente se muestran no sólo dispuestos sino entusiasmados por la ternura que les produce. Y los demás saben lo suficiente de ella a través de mí como para reaccionar de forma parecida. En un mundo dominado cada vez más por la barbarie y la inhumanidad, esto resulta muy esperanzador. De hecho, esta es una de las misiones del arte: sensibilizarnos y humanizarnos".  

Decimos que la colección consta de retratos e "interpretaciones" porque, como es natural en el arte contemporáneo, no todas las obras son figurativas ni retratos en el sentido tradicional: hay también obra abstracta, conceptual, objetual, collage, instalación, graffiti, proyección, vídeo y fotoperformance, por ejemplo. Y esto aporta mucho más interés artístico al proyecto: cualquier artista, haga lo que haga, puede hacer su propia y personal interpretación de la musa del proyecto. Además de españoles (dos de ellos asturianos), los artistas de esta cuarta entrega son de Argentina, Egipto, Francia, Japón, Méjico, Rusia y Turquía. Varios museos e instituciones artísticas de diversos países han mostrado interés en exponer esta colección, pero por ahora Fernando Galán solo quiere ser fiel a su cita anual con Grado por razones sentimentales: "después de morir mi abuela, en 1989, y de venderse la casa familiar, mi madre no quiso volver hasta que hice la primera exposición, en 2013, lo que le supuso recuperar gran parte de su pasado. Llegó a decirle a una amiga: ´estoy sorprendida de lo que la gente me recuerda y me quiere en Grado´. Además, no tengo tiempo, cuidar de una persona mayor como se debe acapara todo el tiempo del mundo".


Una foto de gran formato expuesta hace dos años, del finlandés Ola Kolehmainen, Frau Julia Galán (2013-14), que recoge a la protagonista sentada en medio de la explanada del Centro Niemeyer de Avilés, está depositada en el Museo de Bellas Artes de Asturias como obra excepcional en la producción de su autor. Este famoso artista, que sólo fotografía detalles arquitectónicos de edificios singulares de todo el mundo, pasó unos días en la casa que Julia Galán tiene sobre un cabo del concejo de Cudillero mientras fotografiaba el Niemeyer y una noche le dijo a Fernando: "¿me dejarías que yo también le hiciera un retrato a tu madre?". Hasta la fecha, es la única obra de Kolehmainen que tiene una persona como protagonista. De tal manera le había conmovido convivir con ella unos días y ver la dependencia que tiene de su hijo. "Y las dependencias acaban haciéndose mutuas", añade éste.  

Realmente, el iniciador casual de este proyecto es el artista japonés Tatsumi Orimoto, autor, en 2010, de un Proyecto art.es para la revista que edita Fernando Galán, una serie de obras exclusivas que hace un artista para cada número de la publicación y una de las cuales ocupa toda la portada. Es conocido mundialmente como el artista del amor por la madre: vive con la suya, de 96 años, que es la protagonista de casi toda su obra. Cuando Fernando le propuso hacer un Proyecto art.es, Orimoto puso sólo una condición: "Quiero usar a tu madre como modelo". Y así, viajó desde Japón a Madrid (donde vive Julia parte del año) para hacer con ella el performance Mamá Julia (2009). Su hijo recuerda así aquél momento: "Creí derretirme cual mantequilla: es la primera y única vez que Tatsumi, el artista que representa mundialmente el cuidado de la madre, hizo una obra con una madre distinta a la suya propia: la mía".
 
En la exposición de este año se muestra por primera vez la serie completa de este fotoperformance, compuesta de 26 fotografías y cuyo precio de mercado supera el millón de euros. Orimoto suele hacer entre 10 y 20 copias de sus fotografías, que alcanzan altos precios en todo el mundo, pero éstas son piezas únicas, lo que multiplica su valor. Además de la "rareza" de tratar de una madre diferente a la suya. Algo parecido a la excepción en su producción artística que hizo Ola Kolehmainen con su retrato. También el pintor asturiano Hugo Fontela (natural de Grado) hizo para Julia el único retrato que se le conoce.

Estas son las pasiones que despierta la asturiana Julia Galán en el arte contemporáneo, una anciana de 91 años que hoy vive ajena a su papel de musa de la maternidad y de la ancianidad para artistas tanto noveles como consagrados de todo el mundo. Aunque, como dice su hijo Fernando, "a ella ni le gusta ni entiende, por supuesto, la mayoría del llamado ´arte contemporáneo´, lo que publico en mi revista, sus retratos favoritos son los de corte más tradicional, los más obvios, en los que se puede identificar". Desde su refugio en la parroquia de San Martín de Luiña (Cudillero), donde últimamente vive la mayor parte del año por su propio deseo y recomendación de sus médicos, recuerda y revive los veranos que pasaba en sus playas desde niña. En diciembre pasado, la víspera de irse a Madrid para pasar la Navidad con el resto de sus hijos, nietos y biznietos, unos amigos le preguntaron si tenía ganas de irse y ella sacó fuerzas de su débil voz para decirles tajante "antes el infierno".  

Los artistas españoles que este año han abordado con Julia Galán lo que su hijo considera "un gran problema humano de nuestra sociedad, el envejecimiento de la población y la imperiosa necesidad de que éste sea digno y no sólo físico" son: Luis Azón (Asturias), Dionisio Cañas, Enrique Hernández, Gil Gijón, Jorge Jovino (Asturias), Rafa Macarrón, el dúo Martín y Sicilia y Santiago Picatoste. Y los extranjeros Carlos Aguirre (Méjico), Olivia Deluz (Francia), Volkan Diyaroglu (Turquía), Daniel Merlin (Argentina), Tatsumi Orimoto (Japón), Matvey Segal (Rusia) e Yves Hayat (Egipto). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario